Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Ver nuestra política de Cookies. Aurrera

Montse García recibe el Premio ASPACE Ipsen Pharma 2015 a la trayectoria vital

08/10/2015

Montse García recibe el Premio ASPACE Ipsen Pharma 2015 a la trayectoria vital

Montse García, trabajadora del Centro Ramón y Cajal durante 31 años hasta su reciente jubilación, ha sido galardonada con el Premio ASPACE Ipsen Pharma 2015 en la categoría de “Trayectoria vital”, reconocimiento que recibió el pasado sábado 3 de octubre en Oviedo durante la celebración del Congreso Nacional de Parálisis Cerebral 2015.

Estos premios fueron instituidos por Confederación ASPACE y los laboratorios Ipsen Pharma hace ya cinco años y reconocen la labor realizada por personas e instituciones en la promoción de la autonomía de las personas con parálisis cerebral. En esta edición han premiado a BJ Adaptaciones en la categoría institucional, a Montse García en la de Trayectoria Vital, al servicio de voluntariado de ASPACE Bizkaia en la categoría de Buenas Prácticas y a Javier García Elizetxea en la categoría profesional.

Premio a una trayectoria vital

Montse García comenzó a trabajar en Aspace Navarra en 1980 para ayudar a realizar el primer censo de personas con parálisis cerebral en Navarra. Es su primer empleo, que continúa cuando en 1983 Aspace inaugura el centro Ramón y Cajal en Cizur Menor, allí comienza su trabajo como recepcionista que termina con su jubilación después de más de 31 años, en septiembre de 2014.

El jurado del Premio ASPACE Ipsen Pharma 2015 ha decidido galardonar a Montse García valorando toda una vida de superación desde la discapacidad: pese a ver cómo la rechazaban en la escuela pública, luchó para lograr su titulación oficial; nadie le ofreció una oportunidad laboral, pero ella trabajó durante treinta años como recepcionista hasta su jubilación; como el amor no entiende de barreras, se casó con Antonio, a quien conoció cuando ambos eran voluntarios en Cruz Roja, y aunque no fue fácil, se casaron y tuvieron una hija.

Una historia de superación

Montse García Morodo nace el 18 de septiembre de 1958 en Calamocos (León). Hija de Cesáreo trabajador de Renfe y Basilia, ama de casa. Cuando Montse tiene cinco años la familia se traslada a Pamplona, donde comienzan los problemas de escolarización. Aprende a leer y escribir con una profesora particular, pero sus padres quieren escolarizarla y tras ser rechazada en varias ocasiones en la escuela pública, consiguen plaza en un colegio religioso “Amor de Dios” en Burlada. Allí está escolarizada hasta los diez años, pero no tiene ningún reconocimiento en el curriculum escolar y ella recuerda aquellos años por el rechazo que sentía tanto por los compañeros como los profesores.

Sigue creciendo la preocupación por la educación de Montse, ya que sus padres saben de las capacidades de su hija y por recomendación de las religiosas, le envían a un colegio del sur de Francia, donde está interna de lunes a viernes. Es un centro para niños-as con discapacidad intelectual y allí Montse sigue sin sentirse valorada por lo que es y por lo que siente. Es entonces cuando recibe la visita del doctor Ponce, médico de Aspace Barcelona, quien al verla le pregunta qué hace ella en ese centro y le propone que se traslade a vivir a Barcelona y que vaya a estudiar al colegio de Aspace.

A Barcelona se traslada Montse en 1970, cuando tiene 12 años y permanece allí hasta que cumple los 16 cursando estudios de EGB. Mientras está en Barcelona vive en casa de unos tíos, anhelando el regreso a Pamplona, puesto que es por aquel entonces cuando recibe la noticia de que va a tener un hermano, Javi.

Vuelve a Pamplona y allí consigue el título de EGB, en el mismo colegio donde estudió antes y ahora sí que encuentra el apoyo y cariño de sus profesores y amigas.

Comienza a participar en los grupos parroquiales y otros colectivos sociales y ese compromiso le lleva a realizar voluntariado en la Cruz Roja. Esto le ayuda a empezar a tener una cuadrilla de amigos-as que la aceptan tal y como es ella. Terminan los años 70 y comienzan los 80. Tiene unos recuerdos muy buenos de aquellos años.

Montse conoce a Antonio en 1978, él también es voluntario en Cruz Roja, y acaban enamorándose, lo que les lleva a realizar un proyecto común. Pasaron momentos duros ante la no aceptación tanto, social como, por parte de la familia de Antonio y otra vez con el apoyo incondicional de sus padres deciden casarse. Antonio encuentra el rechazo en su familia, pero él quiere a Montse y deciden formar una familia, que se ve completada con el nacimiento de Maite, su hija el 31 de julio de 1991.

Cada paso hacia la integración es una nueva batalla que ganar y ser madre fue una decisión difícil y valiente, Montse recuerda el apoyo incondicional de Antonio, sus padres y hermano.. Al ser madre necesita tener un vehículo que le facilite su integración laboral y familiar y se tiene que enfrentar a otro reto: el carnet de conducir. Lo consigue.

Aspace Navarra propone su candidatura

Aspace Navarra decidió presentar la candidatura de Montse García para el premio de una “Trayectoria vital” con la unanimidad de todas las personas que la han conocido, empezando por su familia y siguiendo por todos los que forman Aspace, por su ejemplo de superación desde la humildad.

Ver todas las Noticias
 
 

De interés

Calendario

En esta sección encontrarás las actividades, eventos, excursiones, competiciones y celebraciones de los centros de ASPACE Navarra.

Ver más

Revista "Volare"

Un grupo de usuarios de la Residencia Carmen Aldave se reúnen semanalmente en la sala de comunicación y con la ayuda de la logopeda elaboran la revista Volare! en la que cuentan sus vivencias y temas importantes que quieren compartir con los demás.

Ver más

Revista "Aspacianos"

La revista Aspacianos es una publicación trimestral realizada por los chicos de centro de día y residencia “Ramón y Cajal”, con el apoyo de las logopedas y los maestros.
Ver más